¿Qué coche se adapta a mis necesidades? Te ayudamos con la compra de tu coche

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La compra de un coche es uno de los desembolso económicos que más solemos meditar. Es, a menudo, el segundo mayor gasto que realizamos después de la compra de nuestra vivienda. Entre escoger bien o muy bien hay una gran diferencia. Ésta diferencia está marcada por más factores de los que uno suele tener en cuenta. 

En TECSA conocemos cuáles son las claves para que encuentres el coche que mejor se adapta a tus necesidades. Que tengas claras tus necesidades, las priorices y mantengas la cabeza fría a la hora de la elección final separan una buena compra de una gran compra.

Un automóvil no es sólo un símbolo de tu personalidad, gustos estéticos o de tu estatus. Tu coche es principalmente la herramienta que hace posible que te desplaces con independencia y libertad a los lugares a los que necesites o te apetezca ir.

Tu coche es mucho más que una carrocería bonita. Tu coche es tu socio de trabajo, es quién te lleva a ti y a tu familia de vacaciones, es quién te ahorra horas de transporte público para ir a la universidad o el que recoge a tu cita en la puerta de su casa.

El precio es lo primero: respeta tu presupuesto

A la hora de comprar un coche siempre debes hacer el primer filtro en base a tu presupuesto. Casi siempre cuentas con una cantidad límite de la que no quieres o no puedes pasarte. Respeta tu presupuesto.

La mejor forma de actuar es empezar valorando las diferentes opciones que satisfacen tus necesidades sin mirar el precio. Así tendrás más garantías de no autocensurarte y acabar escogiendo una opción peor por ser ésta más económica.

Una vez has estimado sus características, haz una clasificación con ellos y críbalos por lo que cuestan. El primer coche que aparece en tu ránking es el mejor coche que puedes comprar. Si lo has hecho bien, este coche debe ajustarse a tu presupuesto y, bajo tus criterios, es el que más se acerca a lo que necesitas.

Piensa en tus pasajeros

¿Eres de los que conducen solos y si llevan a alguien más es sólo a una persona? Puede que lo que necesites sea un biplaza. ¿Tienes una familia numerosa y eres el que lleva a tu equipo de fútbol sala a los partidos? A menos que quieras cargar a tu familia y amigos como si fueran mercancía, nuestra recomendación es que mires coches con más de cinco plazas. 

Los pasajeros que te vayan a acompañar en tus viajes sólo marcarán el número mínimo de asientos de tu futuro coche. Es decir, nadie te impide comprar uno monovolumen de siete plazas o una minivan si es el coche que te gusta o necesitas, aunque siempre conduzcas solo. Pero recuerda, normalmente cuanto mayor es el coche más combustible consume y mayor es su precio.

Tu equipaje también ocupa espacio en el coche

Quizás no suelas llevar a muchos pasajeros, pero si por tu trabajo o por cualquier razón necesitas que tu coche tenga una gran capacidad de carga, estudia las opciones de las pick up y las furgonetas. La elección de una u otra opción dependerá del terreno que vayas a transitar con el coche. Cuando vayas a utilizar el vehículo por terrenos abruptos, campestres o irregulares, opta por todoterrenos o SUVs, mientras que si vas a conducir por carretera -no lo dudes- no hagas un sobre gasto y compra una furgoneta.

Existen muchos modelos con una gran variedad de capacidad de carga, escoge la que más se ajuste a tus necesidades de transporte.

El primer coche siempre debe durar

Existe la creencia entre mucha gente de que el primer coche que te compras debe ser el más barato que encuentres. Al ser un conductor novel puede que tengas miedo de dañar el coche por tu inexperiencia al volante. Pero, precisamente por eso, necesitas un coche cuyas características principales sean la seguridad y la fiabilidad. Asegúrate de que el coche que escojas ha pasado todas las revisiones y que te den todas las garantías posibles de que tu compra no se convertirá en un pozo de reparaciones. La relación que tengas con tu primer coche es algo que no olvidarás

Si haces muchos kilómetros con tu coche

El kilometraje que le hagas a tu coche y el tipo de vías que transites son los dos factores que van decantar la balanza hacia una u otra opción. Normalmente los coches que menos consumen son los utilitarios, los familiares y los sedan.

El tamaño, la motorización y el combustible que consuma el vehículo son las características que te harán conducir y repostar de una forma más eficiente. Cuanto menor es el tamaño y la cilindrada del coche, menor será su consumo. Pero, como ya hemos dicho antes, el tamaño y la motorización del vehículo que escojas debe ajustarse a tus necesidades de conducción.

Si tu objetivo es realizar el menor gasto de combustible y conducir de la forma más funcional posible, ten en cuenta lo siguiente:

  • Muchos kilómetros y principalmente en carretera: tu mejor opción es el diesel.
  • Muchos kilómetros y generalmente en ciudad: escoge un híbrido o un eléctrico.
  • Muchos kilómetros y una conducción mixta: decídete entre un híbrido o un diesel.
  • Pocos kilómetros: lo que más te interesa es un coche de gasolina.

 

Como ves, para escoger el coche ideal tienes que valorar una buena cantidad de factores. Lo principal que debes tener siempre en cuenta es el uso que le vas a dar a tu coche y el presupuesto que manejas. Si defines bien el uso y tu presupuesto, el resto de decisiones que tomes serán más fáciles. 

Si te has quedado con ganas de saber más y aún tienes alguna pregunta por contestar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte con lo que necesites. 

 

Seguir leyendo

Te llamamos

Por favor, envía un Email y te responderemos.