Limpia tu coche en tiempo récord (y sin gastar mucho dinero)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tú y tu coche lleváis poco tiempo juntos, pero cuando lo miras sientes ese cosquilleo en el estómago y sonríes. Procuras mimarlo y prestarle toda la atención que necesita. Sin embargo, tu tiempo no es infinito y tus compromisos son muchos. Sigue nuestros consejos y limpia tu coche en tiempo récord.

Ponte tu chándal y zapatillas de deporte más viejos y prepárate para una sesión express de “cross clean”.

Materiales necesarios para limpiar tu coche por dentro y por fuera

Necesitarás algunos útiles para que el trabajo sea eficiente y rápido. La mayor parte de las ocasiones en las que le dedicamos más tiempo del necesario a realizar se debe a que no contamos con el material adecuado.

Aquí te dejamos una breve lista de lo que debes tener para que dejes tu coche como nuevo en un suspiro:

  • Tres bayetas de microfibras
  • Una esponja
  • Un cubo de plástico
  • Un cepillo de dientes usado
  • Un cepillo de escoba
  • Dos brochas gruesas
  • Limpiacristales
  • Champú
  • Producto limpiador multiusos (APC)
  • Una pistola de agua a presión
  • Un aspirador (preferiblemente con cepillo)

Deja el exterior de tu coche brillante y deslumbra sin poner las largas

Un coche sucio es un coche triste. Para tu automóvil no es sólo una cuestión estética mantener su carrocería limpia. La suciedad puede dañar su pintura, corroer plásticos y deteriorar la funcionalidad de elementos de vital importancia para tu seguridad como son los faros, los espejos retrovisores o las lunas.

En la carrocería de tu coche puedes encontrar todo tipo de suciedad: barro, heces de pájaros, orines de perro, polvo y muchos, muchos insectos. Aparca tu coche a la sombra y prepárate.

  • Eres cómo John Wayne -¡desenfunda, vaquero!- limpia tu coche con la pistola agua a presión y dispara contra todo lo que veas. Dispara primero y pregunta después. Trata de eliminar todos los residuos que veas. Sé rápido y metódico. No te olvides de las llantas.
  • Con la esponja y un poco de champú aplícate a fondo en hacer un poco de espuma sobre toda la superficie del coche. Piensa que la carrocería de tu coche es la cabellera más grande del mundo. Aplica delicadeza y firmeza en dosis iguales.
  • Con uno de los paños de microfibra aplica el limpiador todo en uno (APC), deja que actúe y aclara con la pistola de agua. Si las llantas y la carrocería tienen muchos huecos de difícil acceso, puedes usar una de las brochas para eliminar la suciedad acumulada.
  • Limpia tu coche como Daniel San. Aclara la espuma de la carrocería con la pistola y aplica limpiacristales en las lunas, faros y espejos. Extiende y seca el producto con una de tus nuevas bayetas de microfibras, no dejarán nada de pelusa.

Señales que te dicen que debes cambiar de coche

Haz que el interior de tu coche supere la prueba del algodón

Ya tienes una carrocería deslumbrante, ahora toca que el interior no desmerezca. Antes de que empieces tenemos que decirte que el orden es el primer paso para ahorrar tiempo en la limpieza. Mantén el interior de tu coche ordenado y trata de no acumular tiques, botellas de agua, paquetes de chicle, etc. Así siempre tendrá un aspecto de diez, sea nuevo o de ocasión.

  • Saca todo lo que tengas en el coche que no sea susceptible de ser limpiado con él y te pueda estorbar. Luego haz lo mismo con las alfombrillas de tu coche, sacúdelas, cepíllalas con el cepillo de escoba y aspíralas.
  • Con la otra brocha que tienes repasa todo las esquinas de difícil acceso del salpicadero, la zona del freno de mano, los cambios, la guantera y las puertas. A continuación entra armado con el aspirador y succiona toda mota que encuentres a tu paso.
  • Con el cepillo de dientes retira el polvo superficial acumulado sobre los asientos y aspíralo después. Si tiene alguna mancha puedes usar el mismo cepillo tras lavarlo y aplicar un producto específico quitamanchas para eliminarlas.
  • Humedece una de las bayetas de microfibras y repasa todos los plásticos del salpicadero, volante, marchas pedales, las puertas y todo el coche. Tras esto, aplica un poco de limpiador APC y retíralo con la parte limpia de la bayeta después de que actúe.
  • Devuelve todo lo que has sacado a tu coche y tu coche ya estará listo para lucir como nuevo en cualquier compromiso de altura.

Si eres metódico y aplicado, además de haberte ahorrado unos 120€ en limpiar tu coche, en menos de una hora tendrás un vehículo más que reluciente. ¿Te gustaría leer más post sobre cómo cuidar tu coche? Estate atento a nuestro blog para mantener a tu coche en plena forma.

Seguir leyendo

Te llamamos

Por favor, envía un Email y te responderemos.