Las pegatinas de emisiones. Cómo van a cambiar tu día a día

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La batalla por salvar al ecosistema está en auge y hace varios años el mundo del automovilístico se unió a su moción. El último Plan Nacional de Calidad del Aire (2013-2016) constató que la gran cantidad de emisiones de nitrógeno eran las mayores responsables de la contaminación en las grandes ciudades. Las pegatinas de emisiones quieren cambiar eso.

La Dirección General de Tráfico (DGT) decidió etiquetar a los turismos con diferentes pegatinas que servirían como distintivos ambientales, según su grado de eficiencia energética y expulsión de gases nocivos. No se llegaron a tomar medidas rigurosas en el momento, pero ahora todo va a cambiar. ¿Quieres saber cómo va a implicar en tu día a día?

Pegatinas de colores en función a su apoyo a la ecología

Saber si tu coche apoya el movimiento verde es muy sencillo. Solo necesitas ver el color de la pegatina de emisiones que se sitúa en tu parabrisas. La DGT lo simplificó de esa forma para que de un vistazo se pudiera controlar el grado de contaminación y, con las nuevas medidas emergentes, saber quién puede circular en ciertos lugares restringidos. 

Para complementar la información, figuran datos como un QR que identifica el vehículo, la categoría y el sello que confirma que está regulado por la Dirección General.  De menor a mayor contaminación, podemos encontrarnos con 4 distintivos:

  • Pegatina azul: Es la conocida como “cero emisiones” y, como indica, es la etiqueta que está más respeta el medioambiente. Esta categoría la engloban los automóviles eléctricos, es decir, aquellos que funcionan por corriente.  Estos vehículos cuentan con una autonomía aproximada de 40 km.
  • Pegatina azul y verde: Es el distintivo que clasifica a los coches híbridos. Se caracterizan por funcionar mediante dos tipos de carga, una por electricidad y otra por combustión. Su resultado es el gas propulsado natural y gas licuado por petróleo. 
  • Pegatina verde: También denominada “C”. Esta categoría la cumplen los coches que funcionan por combustible matriculados desde 2006. Aunque funciona por gasolina, están sujetos a las nuevas reglas ecológicas. Su fabricación se realiza atendiendo al ahorro del consumo y la reducción de gases nocivos, por lo que empieza a estar concienciado con el planeta.
  • Pegatina amarilla: Es el más contaminante, pues además de utilizar el combustible, la fecha de matriculación de turismos datan desde antes de 2006. Estos automóviles no están regulados por las nuevas legislaturas de tráfico. 

Qué implican las pegatinas de emisiones en tu día a día

Hasta hace poco, aunque se llevasen pegatinas de emisiones, no existía mucho control con el grado de contaminación. Sin embargo, ahora que estamos más concienciados por los estragos que causa, el distintivo ambiental ya está empezando a sacar provecho.

Habrás escuchado que ciertas ciudades como Madrid sufren grandes cantidades de polución y se ha establecido un plan de restricción de la conducción. De hecho, por ciertas zonas, solo podrán pasar los siguientes vehículos:

  • Aquellos que disponen de la etiqueta azul cero emisiones, los que tienen la verde y azul ECO.
  • Residentes y propietarios de parking.
  • Los destinados al transporte público.
  • Vehículos industriales y de reparto.

Como es lógico, el número de coches en circulación ha disminuido. Y a su vez ha disminuido considerablemente los gases de nitrógeno. Por lo tanto, su cometido se ha cumplido. 

Infografía para acertar en la compra de tu próximo coche

Descubre las ventajas y desventajas de los coches de gasolina, diésel y eléctricos

Las ciudades españolas que están en riesgo de sufrir el mismo impacto ecológico están tomando nota y se unen a la propuesta de la restricción. Barcelona y Valladolid están en proceso, y otras como San Sebastián y Córdoba ya se lo están pensando. 

En la última cumbre ecológica realizada en Sevilla se ha discutido diversas formas para contribuir a la ayuda del medio ambiente. Y no dudamos que el mundo del automóvil se haya visto implicado en esta conversación.  Europa, en su mayoría, ha empezado a unirse a este propósito. Londres y Berlín se nos adelantaron aproximadamente una década, y después se sumaron ciudades como Roma y Bruselas.

Si alguien se atreve a circular sin seguir el control ambiental de tráfico, ¿sale impune? Definitivamente no. Se han establecido multas aproximadas de 100€ para aquellos que no respeten las nuevas normas. 

Si quieres conseguir una pegatina de emisión, te informamos que en tu Oficina de Correos más próxima y en los talleres de la Confederación Española puedes disponer de tu distintivo. Y si quieres dar el salto al mundo ecológico, te invitamos a echarle un vistazo a nuestros coches híbridos y eléctricos

Seguir leyendo

Te llamamos

Por favor, envía un Email y te responderemos.