5 Consejos para ahorrar combustible cuando conduces por ciudad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Hay muchos motivos para que quieras ahorrar combustible. El respeto por el medio ambiente y gastar menos dinero en gasolina son algunos ejemplos. No sabemos por qué quieres hacerlo, pero sí cómo lograr que lo hagas.

En este post te damos 5 consejos para ahorrar combustible. Llegarás más lejos por menos. -¡Súbete que nos vamos!-

Revisa la presión de los neumáticos de tu coche

Los neumáticos son la única parte de tu coche que está en contacto con el asfalto. Ellos son los que transmiten la potencia del motor y hacen posible que tu coche se desplace.

Además de por las razones obvias de seguridad, debes revisar periódicamente la presión de tus neumáticos porque una presión excesivamente baja hará que gastes más combustible. 

Cuando tienes las ruedas menos infladas de lo conveniente, la superficie de contacto con el asfalto es mayor. Esto provoca que la resistencia que ejerce el rozamiento del suelo con tus ruedas sea mayor. La resistencia crece de forma directamente proporcional a como lo hace la superficie de contacto. 

Así que ya sabes, la próxima vez que vayas a lavar tu coche en una estación de servicio, aprovecha y comprueba la presión de los neumáticos. Con el dinero que te ahorres la próxima vez vayas a lavarlo le podrás pagar el lavado premium.

presión neumáticos

Un itinerario bien definido

Te puede parecer una tontería, pero tener muy clara la ruta que vas a realizar te puede ayudar a ahorrar combustible, además de numerosos rodeos innecesarios, búsquedas de aparcamiento infinitas y atascos.

Las calles de las ciudades cambian mucho según las horas del día, las fechas, el clima y las obras. Tienes que pensar cuál es el mejor camino para llegar a tu destino antes de montarte en el coche.

Puedes usar Google Maps para ver cuál es la ruta en la que emplearás menos tiempo, normalmente también es la más económica. Los mapas de Google suelen estar actualizados y te dan información sobre el tráfico, accidentes y obras. Usa la tecnología para ahorrar.

Infografía para acertar en la compra de tu próximo coche

Descubre las ventajas y desventajas de los coches de gasolina, diésel y eléctricos

Viaja ligero

Viajar ligero es uno de los mandamientos de los mochileros y de los turistas más experimentados. Pero también es un lema que se aplican los profesionales de las competiciones de automovilismo.

Tu coche es como un atleta, cuanto más pese y cargado vaya más le costará rendir al mismo nivel. No cargues tu coche como si fuera un trastero, el peso adicional que le añadas aumentará más de lo que piensas tus visitas a la gasolinera.

Suavidad y tranquilidad

Una conducción suave y tranquila es básica para evitar gastos de gasolina innecesarios. Habrás visto que en ciudad ir rápido y conducir haciendo eslalons imposibles no te hace llegar antes a los sitios. En realidad sí que llegas antes, pero a pararte en el semáforo en rojo.

La conducción eficiente prevé las acciones que hace el resto de conductores y ajusta tus maniobras con antelación. Son comportamientos que te ayudarán a no tener que frenar y pisar el acelerador en exceso y disminuirá el consumo. Intenta mantener la velocidad uniforme y aprovecha la inercia del motor.

velocímetro

Además de estar ahorrando combustible y dinero estarás cuidando tu coche y alargando su vida.

Cambio de marchas

Las revoluciones del motor de tu coches son como las pulsaciones de tu corazón. A más revoluciones más pulsaciones y más esfuerzo hace. El esfuerzo de un coche se traduce en gasto de combustible.

Si lo que deseas es ahorrar combustible procura cambiar de marcha entre 2.000 y 2.500 revoluciones y utilizar siempre que puedas el freno motor para reducir la velocidad de tu vehículo de forma suave y controlada.

Ahora no te queda más que aplicarte y revisar la presión de tus neumáticos con regularidad; pensar en el camino que recorrerás para llegar a tu destino; buscarle un sitio a todos los trastos que llevas de paseo en el maletero; respirar hondo y ponerte en modo zen al volante. Verás como ahorras unos euros en gasolina.

Seguir leyendo

Te llamamos

Por favor, envía un Email y te responderemos.