Comprobar coche antes de comprar. Ley I: conduce

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Lo tienes todo decidido; marca, modelo, motorización, todo. Ya sólo te queda sacar a pasear la chequera y estrenar coche. Pero antes, grábate bien este input en tu cerebro: comprobar coche antes de comprar.

Ya sea un coche nuevo o de ocasión, después de pasar revista a todos sus ángulos, la primera ley de la compra-venta de coches dice que antes de comprar un coche lo pruebes.

Uno de los mejores consejos antes de comprar un coche es: ¡condúcelo! ¿Sabrías en qué fijarte al probar un coche? Nosotros te damos las claves.

Desde TECSA Plus Ocasión te animamos a que, si estás interesado en alguno de los coches que tenemos en stock, vengas a probarlos -¿a qué esperas? 

¡Acompáñanos!-. Sabemos qué significa para ti la compra de tu nuevo coche, queremos ayudarte. Después de este artículo sabrás cómo revisar un coche antes de comprarlo.

Dónde deben ir tus ojos antes de probar un coche

Ponte en modo “¿dónde está Wally?” y encuentra todas las diferencias que tenga el vehículo con respecto al mismo modelo nuevo.

donde mirar comprobar coche antes de comprar

Antes de montarte dale una vuelta o dos al coche y, ayudado por tu móvil y fotos del modelo que estés inspeccionando, comprueba que todo esté en orden.

Haz lo mismo en el interior. Revisa cinturones, tapicería, volante, radio, luces, intermitentes, kilometraje, limpiaparabrisas, etc.

¡Qué no se te pase ningún detalle por alto! Si ves cualquier cosa que te haga dudar, pregunta al vendedor. Si quieres qué saber antes de comprar un coche, pregunta.

Nosotros responderemos cualquier cuestión que nos plantees y siempre intentaremos despejar todas tus dudas. Sospecha de quién no las responda con seguridad y con información comprensible y detallada.

Para probar un coche hay que arrancar el motor

Arranca el coche y pon mucha atención a todos los detalles. Un automóvil sin motor es solo una carrocería bonita y cuatro ruedas.

comprobar testigos coche antes comprar

Dependiendo de la marca y del modelo tendrás más o menos cantidad de testigos en los que fijarte. Los principales que te encontrarás son:

  • Batería
  • Aceite
  • Frenos
  • Luces
  • Motor
  • ABS
  • Presión de neumáticos
  • Dirección asistida

Recuerda que el color amarillo indica un fallo que puede ser leve o no tanto. El rojo de un testigo es una señal inequívoca de que algo del vehículo no va nada bien. Si ves un testigo rojo, se te deberían poner los pelos como escarpias.

¡Apéate del coche! Todo debería funcionar; luces de freno, posición, cruce, largas, antiniebla. Pídele al vendedor que te eche un cable y toquetee todos los botones del coche.

Los testigos del coche son algo sobre lo que, sin duda tienes que preguntar antes de comprar un coche.

La prueba del humo antes de comprar un coche

Observa el color del humo que sale por el tubo de escape. Lo ideal es que éste sea de color blanco y no haya exceso del mismo. 

Debería desvanecerse sin problemas. Cuando el humo es demasiado blanco y denso, malo -muy malo-. 

El líquido de refrigeración no actúa como debiera y el motor corre el riesgo de sobrecalentarse y averiarse gravemente.

Si el humo es negro, también es un mal indicativo. Tal vez el coche esté empleando demasiado combustible y exista un fallo en los inyectores del motor.

Por otra parte, puede que el humo que expulsa el coche que estás revisando tenga un color gris azulado. 

Tampoco es un buen augurio. Esto significa que puede haber un problema con el nivel de aceite y con el compresor.

Aprovecha que el vehículo lleva un tiempo arrancado y que el vendedor está dentro del coche para preguntarle si puede avanzar un poco con él. 

Observa si hay alguna mancha de aceite o líquidos en el suelo. Cruza los dedos para que no la haya.

A qué huele una avería

En principio, lo único que deberías notar a través de tu nariz es el intenso olor a ambientador habitual después de una limpieza a fondo del interior. Cualquier aroma que rivalice con la fragancia a pino debería hacer que levantes las orejas como un pastor alemán de la policía.

  • El olor metálico y áspero indica un posible fallo de la dirección.
  • Si huele a gasolina, lo más seguro es que exista una pequeña fuga de combustible.
  • La goma quema suele ser señal de que hay una filtración del líquido de refrigeración o que la correa de transmisión fricciona y se quema.
  • Cuando un coche huele mojado significa que algo vivo está creciendo en su interior, ¡moho! No hace falta probar un coche para darse cuenta.

    Pero tienes que saber que es un problema con solución, pero con el que tú ni tu coche podéis convivir.

Los coches hablan sobre sus síntomas

Atiende a esa vocecilla robótica que hay en tu cabeza: comprobar coche antes de comprar. Aunque te pueda parecer una fantasía y que hemos perdido el juicio, te tenemos que decir que los coches hablan.

al probar coches antes de comprar hablan

Es verdad que a todos nos gustaría que el Citroën C4 Picasso que pensamos comprar nos hablara como lo haría Kitt con Michael Knight. ¿Escuchas a Kitt diciendo: «Michael, comprobar coche antes de comprar«?

Lamentablemente, aunque la tecnología nos acerca bastante a esto, aún no hay coches con sentido del humor que puedan contarte un chiste sobre lo quemadas que tiene las pastillas de freno o lo floja que anda su correa de distribución, así que tendrás que agudizar el oído antes de pagar.

  • Las marchas deben entrar con suavidad y en silencio. Nunca deben carraspear.
  • La frenada debe ser silenciosa y certera.
  • Cuando el coche comienza la marcha o reduces la velocidad utilizando el freno motor, puedes notar un chirrido agudo y prolongado. Es la correa de transmisión pidiendo auxilio.

Un coche puede hacer infinidad de sonidos, tienen un vocabulario propio. Para que empieces con tus clases de iniciación al lenguaje de los automóviles te recomendamos que visites esta web. En ella podrás identificar los sonidos coche que intentas comprar y ponerles nombre.

Al probar un coche siéntelo con todo tu cuerpo

Para entender el idioma de los coches es básico que utilices todo tu cuerpo. Tus pies, piernas, espalda, brazos y manos están en contacto con el vehículo y él siempre te está hablando. Las vibraciones excesivas pueden estar causadas por un mal estado de los neumáticos o una suspensión demasiado dura.

La estabilidad del coche ha de ser buena. Garantiza que no pierdas el control de la dirección en el paso por curva o en una maniobra algo más brusca de lo normal. Al probar un coche él te avisa de los posibles riesgos de conducirlo antes de que ocurra nada.

Algunos coches se balancean más que otros, pero si respetas el límite de velocidad de la carretera que transitas y sientes una inestabilidad impropia, pregúntate por qué.

1. Muchas veces pasamos por alto el climatizador y el aire acondicionado. Enciendelo y comprueba que enfría y calienta correctamente.

2. El vehículo siempre debe obedecer las órdenes que le des de forma precisa. No deberías tener que corregir la trayectoria del coche cuando conduces en línea recta. A veces pasa y es señal de una dirección mal alineada.

3. Los pedales son uno de los puntos más importantes que tienes que someter a examen al probar un coche. El freno debe tener un recorrido normal, no estar excesivamente duro ni estar más flojo que un muelle de guita. La respuesta de frenada es vital.

4. El pedal de embrague tiene que tener un recorrido justo, si patina y tienes que hincar el pie hasta casi atravesar el suelo del coche, significa que pronto habrá que sustituirlo.

5. El acelerador debe entregar la potencia de forma gradual y constante. Cada coche tiene su forma de responder, los hay más nerviosos y otros más retozones. Pero la aceleración tiene que corresponderse con la presión que ejerzas sobre el pedal siempre.

Afina tu vista, oído, olfato y tacto, los vas a necesitar al cien por cien si quieres que te des cuenta hasta de si hay un tornillo mal apretado.

Antes de comprar un coche de segunda mano o nuevo sabes las condiciones económicas, pero si quieres hacer una buena compra no puedes dejar de comprobarlo todo.

TECSA PLUS ocasión: expertos en qué saber antes de comprar un coche

Después de más de 30 años de experiencia en el negocio de la automoción, estamos seguros de que los valores que nos han hecho líderes en el sector en Andalucía son la transparencia y la garantía de calidad de los coches que vendemos.

Todos nuestros automóviles están certificados.  Se les somete a una rigurosa inspección en más de 200 puntos. Tenemos un póster que dice: comprobar coche antes de comprar. Y eso hacemos

Además, nuestros profesionales acreditados te darán su opinión sobre los vehículos en los que estés interesado.

Estarán encantados de conversar con cualquiera de los técnicos que traigas contigo para ayudarte.

¿Hablamos?

Llamada, mensaje o Whatsapp. Tú decides.

Visítanos en cualquiera de nuestros concesionarios o ponte en contacto con nosotros. Concertaremos una cita para probar un coche o todos en los que estés interesado.

Recuerda que, si no hay ningún concesionario TECSA cerca de ti, enviamos tu nuevo coche a la ciudad en la que residas sin gasto adicional alguno.

Seguir leyendo

Te llamamos

Por favor, envía un Email y te responderemos.