Aprende a desconectar el airbag delantero

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Llevas un bebé a bordo como copiloto? Entonces tienes que conocer todos los requisitos para poder viajar en estas condiciones y una de ellas es desconectar el airbag delantero. A continuación, te explicaremos cómo y por qué. ¡Traslada la seguridad en tus hijos!

Ten cuidado con el pequeño copiloto

Según el código de circulación dictaminada por la DGT, los niños no podrán recurrir al asiento normal con el cinturón de seguridad convencional hasta que midan más de 135 cm. Esto se establece por temor a que la banda que los protege les dañe el cuello y el vientre en un frenazo, siendo la posición correcta por la clavícula y la cintura. Por esta razón, será necesario que dispongan de asientos con sistemas de retención de seguridad homologados según su peso y talla.

mantén a tus hijos seguros sabiendo cómo desconectar el airbag delantero

Normalmente, al ser menores tienen la obligación de ocupar los asientos traseros. No obstante, existe una excepción: cuando un conductor viaja a solas con un niño pequeño, donde la mejor opción es colocarlo en el asiento delantero del acompañante. Esta medida no se utiliza para cumplir con los caprichos de un niño de ocupar el asiento del copiloto, sino para tenerlo controlado. En este caso, el asiento del menor se orientará en el sentido contrario, de manera que su silla quede apoyada en la guantera y se quede mirando a su padre o madre al volante. 

¡Ten cuidado! Pues antes de colocar el asiento de tu pequeño en la guantera, debes desconectar el airbag que lo acompaña. Es un dispositivo de seguridad anti-lesiones que salta cuando hay fuertes colisiones. Resulta una especie de almohada o bolsa de aire hinchable y suave que sirve de amortiguador. Su función principal es proteger las partes del cuerpo para que no choquen contra cristales o laterales del coche y salgan despedidos hacia el exterior del vehículo.

airbag de conductor de volkswagen

En la mayoría de los casos, puede ser el elemento que te salve de un buen golpe. Pero para un niño, ¡el remedio puede ser peor que la enfermedad! Lo que a los adultos les funciona como amortiguador, a ellos les puede resultar lo contrario y propulsarlos hacia delante. Así que si no quieres ver a tu hijo salir disparado como un torpedo, desactiva el airbag antes de iniciar la marcha.

Cómo desconectar el airbag delantero

Es importante leer el manual del vehículo cuando lo compras y tienes en mente utilizar esta práctica con tus hijos. Cada modelo con sus fabricantes disponen de una forma distinta para desactivarlos, por lo que la manera que a uno le funciona, puede que en tu caso no surta efecto. 

Por ejemplo, los modelos Ford suelen llevarlo en el interior de la guantera. Basta con abrir el compartimento y encontrarte en una esquina una abertura que señale el airbag, donde habrá dos opciones de ON (encendido) y OFF (apagado) para su activación. En la ranura tendrás que introducir la llave del coche y girarlo a la opción que quieras, en tu caso si viajas con el niño al OFF. Después, puedes comprobar su desactivación en el salpicadero, donde si lo has hecho de la forma correcta, se iluminará el sensor del apagado. 

Cuando el copiloto ya no sea un niño, vuelve a activar la función del airbag y concede a tu acompañante la mayor seguridad contra los impactos. Siempre te puede resultar de gran ayuda frente a incidentes en carretera. Y si has necesitado recurrir a este dispositivo, recuerda revisar el estado de las bolsas y los cinturones de seguridad por si hay necesidad de cambiar en el taller. 

bebé en asiento delantero de coche con airbag desactivad

En la actualidad, aún existen algunos tipos de vehículos antiguos que no están sujetos a las nuevas regulaciones y que no ofrecen esta opción de desconexión del airbag. Si te ocurre, no arriesgues la seguridad de tu pequeño y sitúalo en la parte trasera con su dispositivo de retención homologada adecuada.

Infografía para acertar en la compra de tu próximo coche

Descubre las ventajas y desventajas de los coches de gasolina, diésel y eléctricos

Ya sabes: cada vez que viajes con niños en la parte delantera, ¡no olvides desactivar el airbag! Consulta el manual para saber cómo proceder y revisar el funcionamiento para evitar sufrir daños innecesarios. Y aunque tus hijos no cuenten con el airbag, no significa que se vean desprovistos en posibles accidentes. La seguridad vial nos lo tomamos en serio y en nuestro concesionario disponemos de una amplia gama de automóviles sometidos a las pruebas de impacto de la Euro-NCAP que procuran la mayor protección para todos. ¡La confianza al volante es lo primero!

Seguir leyendo

Te llamamos

Por favor, envía un Email y te responderemos.