Los coches de ocasión: todo lo que debes saber sobre ellos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Habrás escuchado en infinitas ocasiones que comprar un coche de ocasión es de las mejores opciones actuales y que se ha puesto de moda. De hecho, este 2019 han ocupado el 60% de los coches que han circulado por España, según el periódico de la Vanguardia. Quizás estés pensando en cambiar de vehículo y no sabes si es sabio optar por su decisión. Pero, ¿sabes exactamente qué significa su término?

Coches de ocasión, de km 0 y de segunda mano. ¿Son lo mismo?

Para empezar, es necesario acabar con los falsos mitos que rondan el hito de los coches de ocasión y la reputación que se le da a los automóviles que no son totalmente noveles. Estos turismos se consideran seminuevos, donde generalmente solo han estado en manos de un dueño que le ha dado poco uso. Aunque no estén recién sacados de la fábrica, su motor es perfectamente funcional y tiene aún una larga duración de vida. Esto te permitirá disfrutarlo y se convertirá en el fiel compañero que te ofrecerá una nueva oportunidad.

Por el contrario, un vehículo de segunda mano es aquel que ya ha sido utilizado por varios conductores y tiene acumulado un gran porcentaje del kilometraje recorrido. Aunque ya cuentan con unos años en cada rueda, siguen teniendo aún la suficiente capacidad y adaptabilidad como para servir a alguna persona más.

Y ya por último, está el coche de km 0. Son los vehículos considerados recién nacidos que acaban de ser matriculados por un concesionario o su fabricante. Esta etiqueta los encasillan en la categoría de “no nuevos”, a pesar de serlo. En ocasiones estos coches han recorrido como mucho 100 km. 

Por tanto, estos tres tipos de coche coinciden en que ya han sido utilizados previamente a su compra, aunque difiriendo en su tiempo, como acabamos de ver. Esto provoca rechazo a aquellos conductores que prefieren un turismo fresco, pero concede ciertas ventajas en su venta a los compradores que duden  a la hora de decidirse por un modelo.

 Las ventajas que ofrece un coche de ocasión

Comprar un coche de ocasión puede ser una gran oportunidad para familiarizarte con el mundo del motor. De hecho, cuando te inicias, sueles comprar un vehículo más asequible y puesto en marcha, para adaptarse a tus condiciones y que no resulte tan duro ver los rayones en su carrocería. 

Por esta causa, para los conductores noveles por ejemplo puede suponer una gran ventaja contar con uno para su práctica . De todo lo que te puede ofrecer un coche de ocasión, podemos encontrar:

 

  • Precios bajos: Esta es probablemente la principal oportunidad que puedes aprovechar de un vehículo usado. Al haber sido inaugurado anteriormente y no ser totalmente nuevo, su coste se verá reducido y podrá permitir la compra para aquellos que no quieran gastar mucho dinero o quieran darle una pequeña oportunidad a la carretera. Su estimación monetaria dependerá del tiempo de antigüedad y de los kilometrajes recorridos.

  • Ahorro en las revisiones: La reducción de los costes no solo se verán reflejados en el importe del turismo. También constará en el mantenimiento del mismo y en sus seguros, donde tu responsabilidad será mínima. Así, podrás evitar viajes de más para las inspecciones técnicas que se realizan de las distintas marcas.

  • Impuestos menores: En este caso, seguirás ahorrando en tasación del vehículo. Comprar un coche totalmente nuevo conlleva pagar su impuesto de matriculación, que ronda más o menos por el 15% según las emisiones de CO2 que genere, además del IVA. Sin embargo, la gran ventaja económica que presenta uno de ocasión te permite reducir el porcentaje al mínimo. Solo tendrás que pagar de un 4 a un 8%, dependiendo de tu comunidad autónoma.

  • Rapidez de adquisición: ¿Sabéis otra facilidad que tienen solamente los coches de ocasión? Que lo puedes tener de inmediato sin la necesidad de esperar a que llegue el vehículo o que lo fabriquen. Sea el lugar donde sea, cuando vayas a comprar tu modelo ideal, ya te estará esperando para arrancar motores y disfrutar. 

¿Dónde buscar un coche de ocasión?

Ya sabes las ventajas que te proporciona un coche de ocasión y te has decidido a adquirirlo. Sin embargo, no sabes dónde buscarlo. ¿Particular o concesionario? Es cierto que los vehículos usados te lo puede vender cualquier persona de a pie y son muy fáciles de adquirir. Sin embargo, si hablamos de seguridad y de no caer en engaños, encontrarás que los concesionarios como Tecsa Plus Ocasión son idóneos para evitar tomaduras de pelo y localizar un modelo que se ajuste a tus necesidades. 

A continuación, te expondremos algunos de los motivos por los que confiar en un establecimiento legal y especializado en coches es un acierto:

  • Garantía: Mientras que los vendedores particulares solo tienen que asegurarse de venderte un vehículo libre de cargas, los concesionarios te proveen de un año de garantía ante posibles defectos. Esto resulta un gran alivio para los consumidores y si hubiera algún fallo, te lo arreglarían o cambiarían sin costes añadidos.

  • Turismos con previa revisión: Un vehículo con antigüedad tiene la necesidad de someterse a más controles para garantizar la seguridad vial y la del propio conductor. Sin embargo, no pienses que cuando te entreguen el coche tendrás que empezar desde cero para prevenir averías. De hecho, tu concesionario se habrá encargado previamente de los chequeos pertinentes y estará atento de todos los imprevistos que puedan surgir, para así mantenerte alertado. 

  • Ahorro de trámites: Si temes por todo el proceso que hay que pasar antes de la compra, los papeleos y pagos de más, ya te lo puedes quitar de la cabeza. El concesionario en el que confíes se encargará de todas las áreas y tu única misión será la compra y el disfrute del producto.

  • Sin fraudes: Todas las características del coche y las revisiones estarán archivadas en orden organizadas por el concesionario. Así todo quedará registrado y asegurará al consumidor que no hay engaños en su proceso.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar un coche de ocasión

Ahora depende de ti si prefieres confiar en un concesionario o en un particular. Sea cuál sea tu decisión y aunque todo te lo faciliten segundas personas, no quita que como buen conductor debas revisar el funcionamiento del vehículo antes de ponerlo en marcha. Así asegurarás su estado por si algo pasó desapercibido y evitarás estafas que pretendan colarte. De todos los aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar un coche de ocasión están:

Folleto informativo del modelo

En la búsqueda de un automóvil siempre tienes que analizar hasta el último detalle de lo que se explica en su documento. Su descripción y lo que se especifique te orientará a tener una idea de cómo se puede encontrar, acompañado de una foto de calidad óptima que lo testifique. 

Resultará en vano las frases tipo “en perfecto estado”. Para saber si eso es cierto, las características y el informe sacado en las revisiones ya te remitirán si está en buenas condiciones. Por eso, lo importante es otorgar información de relevancia que te ayude a conocer mejor el interior del turismo.

Su historia

Hasta los coches te pueden contar una historia. La podremos construir en base a dos informaciones:

  • Lo que te detalla su informe. Desde su fabricación, sus revisiones, hasta por qué manos ha pasado, te irá relatando el estilo de vida que ha llevado el vehículo.

  • Las huellas que dejan rastro. Los roces y golpes, los cambios y arreglos que haya pasado te indicarán las afecciones que ha sufrido antes de dar contigo. Así te podrás hacer una idea del trato que le dio el anterior conductor y lo que te puedes encontrar.

Estado del vehículo

Aunque se supone que han pasado por una revisión previa a su lanzamiento, investigar sus mecanismos será señal de comprador sabio. No es cuestión de desmontar el coche hasta la última pieza para comprobar si está hecho de buen material. Basta con fijarnos en los eslabones importantes para ver si el vehículo está en buenas condiciones, que serán:

  • Las luces, asegurándote de que ninguna esté fundida.

  • Parabrisas en funcionamiento que te facilite la visión en tiempos adversos.

  • Retrovisores que te permitan visualizar la carretera perfectamente y no tengan desviaciones.

  • Frenos, acelerador y embrague en buen estado, incluyendo sus pastillas.

  • Neumáticos que cuenten una adecuada presión y no presenten deformaciones.

El vendedor

Puede resultar desconcertante, pero la manera y la actitud con la que te quieran vender el coche influye. Si la persona o concesionario te mete prisa para adquirir el automóvil, puede dar pie a que sospeches que esconde algún aspecto que no te haya mencionado. Siempre es necesario que te tomes un tiempo y hagas todas las preguntas que sean imprescindibles para coger confianza en el producto. 

También se valorará su consideración para dejarte un teléfono o email que te permita contactar con el comerciante por si hay algún problema. Esto se recomienda especialmente cuando se opte por comprar a particulares. Podría ser un remedio para evitar estafas y no perderle la pista.

Prueba de conducción

Has revisado todo lo que había que ver y te está gustando. Sin embargo, te falta algo… ¿Qué tal una pequeña vuelta? Sí, a veces el punto de inflexión está en una prueba de conducción donde te veas manejando el coche y cogiendo su seguridad. Tras la superación de esa prueba, te sentirás más satisfecho/a y te encontrarás a un paso más de la compra.

Entonces, ¿ya te has decidido? Pues si es así, ya todo será terminar de fijar y rellenar los papeles del contrato. Después, tocará girar el volante para tomar un nuevo rumbo en tu vida con tu coche de ocasión. 



 

 





 

Seguir leyendo