Arregla tu coche tú mismo y haz que su valor crezca

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Vas a vender tu coche? Los últimos mimos antes de despedirte de él son básicos para que tu coche te de una alegría final en forma de adiós y dinero. Después de lo que habéis pasado juntos y de todo lo que te ha dado durante estos años, se lo debes. Arregla tu coche tú mismo y devuélvele el favor. ¿Quieres saber cómo?

Hay mucha diferencia entre el valor que se le da a un coche cuidado y con buen aspecto con el valor que se le da a otro más desaliñado. Sólo te queda encender motores y pisar a fondo. Lee nuestro post para insuflar ácido nitroso al precio de tu coche.

Arregla tu coche tú mismo debe ser el mantra que repitas cuando pienses en llevar el coche al taller. Saber que tú puedes. Ahorra dinero y aumente el valor de tu coche.

La carrocería de tu coche: brillante y sin desperfectos

Alguna vez te has preguntado por qué ganan tanto dinero los modelos. -Nosotros te lo decimos- por su carrocería impoluta y perfecta. Pueden tener la cabeza como un culán de chocolate, deshecha por dentro, pero lo que les hace valiosos para la industria de la moda es su aspecto exterior. 

arregla tu coche tú mismo carrocería

Con los coches ocurre algo parecido. Obviamente los compradores son más exigentes que el sector de la moda y también quieren que el coche que vayan a comprar tenga, además de una carrocería brillante y sin desperfectos, un interior cuidado y una mecánica sin fallos.

Limpia, fija y da esplendor

Un coche limpio no aumentará su valor demasiado, pero no lo devaluará. De eso puedes estar seguro. Si tu coche tiene tanto polvo que parece sacado de una etapa del Dakar, ten a buen seguro que el comprador no te hará una oferta tan interesante como te gustaría.

Limpia tu coche por dentro y por fuera. El maletero y el motor también existen. Cuando alguien mira debajo del capó de tu coche y está todo inmaculado, ganas puntos extra -en este caso euros-.

Recuerda que mantener un limpieza regular es básico para no tener que hacerle más reparaciones a tu coche de las que te gustaría.

limpia el coche tu mismo

No hay nada más antiestético que un bollo o un arañazo. Rompen la armonía del diseño y la línea del coche en la que sus diseñadores tanto amor y esfuerzo pusieron.

Ahora no quieras vendernos que el aspecto exterior de tu coche no tuvo nada que ver con que lo compraras. El comprador con el que te reúnas también querrá un coche que le entre por los ojos. Así que es hora de aplicarse el cuento.

Arañazos y rayones

Los arañazos superficiales pueden tener solución con un pulido y abrillantado exterior. No son excesivamente caros y dan un resultado sobresaliente.

Una alternativa, en el caso de que el pulido no fuera suficiente, es comprar una muestra de la misma pintura de tu coche y aplicarla sobre la zona dañada con un pincel corrector o un aerosol.

Recuerda seguir siempre las instrucciones de uso, utilizar materiales de primerísima calidad y no intentar abordar las arreglos de tu coche que no estás muy seguro de poder realizar.

En los talleres para arreglar tú mismo el coche suele haber personal especializado que estará encantando de ayudarte. No dudes en preguntar.

Llantas y tapacubos

Las llantas o los tapacubos de tu coche siempre llamarán la atención del posible comprador. Que estén arañadas, ausentes o desemparejadas dará un aspecto terrible de dejadez a tu coche y no hablará muy bien de la conducción que practicas.

Ponle solución con productos especializados en la limpieza de llantas. Sustituye los tapacubos dañados y sácales brillos. Los zapatos de tu coche tienen que verse como nuevos.

Abolladuras

Las abolladuras de la carrocería son harina de otro costal, pero no te desanimes. La solución será más sencilla dependiendo del tamaño y localización de estas.

repara abolladuras de coche tu mismo

Existen numerosas maneras de mejorar esas hondonadas en tu carrocería. Desde un desatascador, aplicando altas temperaturas en la zona, ventosas especiales y diversos artilugios caseros.

También puedes acudir a un taller para arreglar tú mismo el coche -no lo olvides-.

Sea cual fuere el método que escojas, asegúrate primero de que al llevarlo a cabo no dañarás la pintura y de que el lugar del que has obtenido la idea es totalmente fiable.

Para la mayoría de estas reparaciones a tu coche puedes acudir a un profesional o, si eres un manitas, puedes echarle valor e intentar solucionar por tus propios medios los pequeños desperfectos de tu coche.

Ya te hemos comentado que existen numerosos talleres que dan asesoramiento, alquilan espacios y herramientas profesionales a mecánicos amateur.

Si te decides por esta vía, ahorrarás bastante dinero en las reparaciones de tu coche y al mismo tiempo incrementarás su valor. No te costará encontrar talleres donde arreglar tú mismo el coche.

¡Arregla tu coche tú mismo, no es tan complicado!

Arregla tu coche tu mismo: otros puntos del exterior

Pulido de faros

Puedes pulirlos tú o llevarlo a un profesional que lo haga por ti. El precio del pulido de faros no suele superar los 60€ y harán que la valoración de tu coche se incremente algo más que el gasto realizado.

arregla tu coche tu mismo puliendo los faros

Cambio de lámparas

Sabías que algún día tendrías que reemplazar las bombillas fundidas o medio quemadas de tu coche; el momento es ahora. Todas -cuando decimos todas, son todas- deben iluminar con la máxima intensidad, tal y como lo hacían la primera noche que pasasteis juntos tú y tu coche.

Neumáticos

Por mucho que te gusten las carreras de Fórmula 1 no está bien que vayas por ahí con slicks (neumáticos lisos de competición). Además de ser peligroso para ti y el resto de conductores y peatones, el precio del cambio de neumáticos no es algo que quieres que se reste al valor de tu coche

Limpiaparabrisas y gomas

Si están gastados o no limpian correctamente, cámbialos. Pasa revista a todas las gomas de unión de puertas y maletero, rejuvenécelas con cera o con grasa de caballo.

Averigua cuánto puedes ganar vendiendo tu coche

La belleza está en el interior

Te hemos dicho antes que los compradores de coches son todavía más exigentes que la industria de la moda con los modelos. A las personas que estén interesadas en tu coche les importa tanto su exterior como su interior -son personas profundas-.

Arregla tu coche tú mismo también por dentro. ¿Nunca has escuchado aquello de mens sana in corpore sano. Tan importante es la carrocería como los interiores de tu coche.

Desgaste interior

Una vez tu coche está libre de impurezas y hayas aspirado hasta la última mota de polvo, podrás hacerte una idea clara del estado de los plásticos interiores y de la tapicería. Arregla tu coche tú mismo desde el interior.

Comprueba las alfombrillas, las gomas de los pedales, el embellecedor de la palanca de cambios y del volante. Si fuera necesario, debido al desgaste propio del uso, no sería mala idea que sustituyeras los componentes en mal estado.

interior de cuero de coche

¿Tienes una vaporeta? ¡Genial! Si no la tienes, puedes alquilarla y limpiar a fondo la tapicería. Te sorprenderá la cantidad de suciedad que ha ido adquiriendo con el tiempo.

Cuando termines con ella y vuelvas a ver su color original, te preguntarás sobre qué te has estado sentando todo este tiempo.

Equipo de música

Puede que el equipo de sonido de tu coche se haya quedado anticuado. Aunque creas que tener un radiocassette incrustado en el salpicadero le da un aire distinguido y auténtico a tu coche, no todo el mundo pensará del mismo modo. Invierte en un nuevo equipo de música que permita conectar el móvil mediante USB.

Revisión mecánica

No estaría de más que llevaras tu coche a un taller de confianza y les encargaras una revisión general. Las reparaciones a tu coche de cualquier problema en los frenos, en la correa de distribución, en los filtros, en el aire acondicionado, en la batería, etc., te saldrá más rentable si la realizas antes de su venta.

Has repasado de cabo a rabo tu viejo coche, das dos o tres pasos hacia atrás, lo miras y ya no quieres deshacerte de él. Hacía tanto tiempo que no lo veías tan bien que quieres quedarte con él y retomar vuestra relación donde la dejasteis.

-No te preocupes- es una gran señal, has hecho un buen trabajo con las reparaciones de tu coche. ¡Enhorabuena!

Cuando lo vendas y te hagas con uno nuevo, repite el mantra: arregla tu coche tú mismo. Hazlo desde el principio, es un win-win.

Seguir leyendo

Te llamamos

Por favor, envía un Email y te responderemos.

small_c_popup.png

Tasar mi vehículo