Calcula el ahorro de combustible de tu coche

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Si ya leíste nuestro artículo elegir un coche de gasolina o diésel, sabes que ambos cuentan con una serie de características que no puedes ignorar. Sin embargo, aún no estás seguro de cuál te puede ser mejor para el ahorro de combustible.

Todos nos preocupamos por el gasto que supone nuestro coche mensualmente. Por ello, queremos darte una serie de consejos para el ahorro de combustible.

La elección del carburante para el ahorro de combustible

Cómo calcular el gasto de tu coche

Existen múltiples de calculadoras online que te permiten comparar los costes de cada tipo y ver cuál es el que te puede salir más rentable. Debes prestar atención a los siguientes parámetros:

  • El precio del vehículo
  • El coste del combustible
  • Consumo medio

El ahorro de combustible también contribuye al medioambiente

Aunque apostar por combustible sigue siendo más contaminante que utilizar un coche ECO, consumir de manera responsable y ahorrar en el combustible que no vas a utilizar es también una forma de sumarse a cuidar el medio ambiente. 

Los gases nocivos, especialmente las emisiones del CO2, son unas de las causas principales del impacto ecológico. Que se vean reducidos por tu elección responsable, es una buena noticia para el planeta.

Por cierto, ¿te has enterado de cómo van a repercutir las pegatinas de emisiones? Entérate antes de elegir el tipo de combustible y no dejes que una mala decisión te deje en tierra sin poder disfrutar de tu automóvil.

formas de ahorro de combustible

Consejos que te ayudan a ahorrar

  • Para calcular la cantidad de carburante que necesitas, primero mide las dimensiones y el peso de tu coche. Cuanto más pequeño sea, menos cantidad necesitará su motor.
  • El arranque del motor en gasolina es más rápido que el de diésel, por lo que si dispones de ese tipo, ponte en marcha de inmediato.
  • Piensa qué tipo de conducción realizas. Si vas a realizar viajes más cortos o más largos, si serán frecuentes o según temporadas… Utiliza velocidades constantes, sin dar acelerones ni frenadas bruscas que, además de hacerte consumir más carburante, desgasta antes las ruedas del vehículo.
  • Revisa la presión de los neumáticos para que esté en las condiciones que requiere según el fabricante. No tenerlo en regla, gastará más.
  • Ahorra en el sistema de calefacción que tira de más combustible. Utilízalo cuando sea necesario.
  • Ten cuidado con abrir las ventanillas en temporadas de más viento. Te puede dar el aire, sí, pero también es un obstáculo del movimiento cuando sopla en tu contra. Para coger más velocidad, necesitarías más carburante y tu plan de ahorro caería.

Entonces, ¿ya te has terminado de decidir cuál es tu mejor opción? No olvides calcular y medir el ahorro que te puede suponer y visita nuestro concesionario para adquirir tu siguiente vehículo.

Infografía para acertar en la compra de tu próximo coche

Descubre las ventajas y desventajas de los coches de gasolina, diésel y eléctricos

Seguir leyendo

Te llamamos

Por favor, envía un Email y te responderemos.